La labor en torno a los perezosos se desarrolló desde el año 1996, a través de las acciones ejecutadas por el proyecto Unau y la fundación Unau. Unau se transforma en AIUNAU en 2010, con la misma esencia y compromiso hacia la conservación de la vida silvestre, los Xenarthra en particular.

Hemos extendido nuestras experiencias a otros grupos vulnerables, como los primates, deseando contribuir en la recuperación de animales confiscados que no tienen destino final específico, y promoviendo la conservación de los ecosistemas en donde habitan los mismos.

Nos guían los principios de la conservación con compasión, donde la biología de la conservación y el bienestar animal apoyan uno al otro, donde cada individuo cuenta.

Fundación AIUNAU Fundación AIUNAU

Fundación AIUNAU Fundación AIUNAU

Fundación AIUNAU Fundación AIUNAU

Fundación AIUNAU Fundación AIUNAU

Fundación AIUNAU Fundación AIUNAU

Fundación AIUNAU Fundación AIUNAU

Fundación AIUNAU Fundación AIUNAU

Fundación AIUNAU Fundación AIUNAU

Fundación AIUNAU Fundación AIUNAU


Diseño por www.rayaalpiso.com

 

/home/content/35/8922735/html/aiunau/v22